CIUDAD SAGRADA DE CARAL

CIUDAD SAGRADA DE CARAL
LA ARQUITECTURA ESTUDIA EL ESPACIO Y LA CULTURAL DEL HOMBRE

About Me

My photo
LIMA, LIMA, Peru
INSTITUTO DE LA TECNOLOGIA Y LA CULTURA ANDINA-AMAZONÍA.

Monday, February 13, 2012

CENTRO HISTÓRICO DE MORELIA


La difícil restauración expulsa del Centro Histórico a sus vecinos

Plano del Centro Histórico de Morelia

 Decenas de casonas pertenecientes a antiquísimas familias vallisoletanas, el espacio en que José María García Obeso recibía a los conspiradores de la Independencia o aquellas modestas casas de cantera rosa que vieron nacer a los héroes insurgentes como los hermanos Michelena, doña Josefa Ortiz y Agustín de Iturbide, son ahora ocupadas por numerosos comercios de todos los giros, oficinas, bancos y centros recreativos.
 Catedral de Morelia.


Contrario al fenómeno de crecimiento de la mancha urbana en su conjunto, en las últimas tres décadas, el Centro Histórico de Morelia perdió más de la mitad de sus habitantes. De acuerdo al último censo del INEGI (2010), de 64 mil pobladores que tenía en 1980, a 2010 son sólo 28 mil los morelianos que residen en el primer cuadro de la ciudad, en espacios que ya resienten el paso de los años, pues muchos se encuentran sumamente deteriorados.
Para evitar la tendencia creciente de despoblación y mantener vivo el corazón de Morelia y uno de los hitos más importantes de México, en los próximos meses estará listo el nuevo Programa Parcial de Desarrollo Urbano y Plan de Manejo del Centro Histórico, que se construye con la opinión y consenso de diferentes especialistas, comerciantes y residentes de esta área.
Este instrumento tiene como objetivo el mejoramiento de la imagen de la zona, a partir del ordenamiento del desarrollo urbano y del establecimiento de criterios de reutilización y reglamentación para el uso racional de las edificaciones patrimoniales, en que además se determinan las acciones e instrumentos para el cuidado, mejoramiento y revitalización del Centro Histórico.
De acuerdo con José Luis Rodríguez García, director del Instituto Municipal de Desarrollo Urbano de Morelia (IMDUM), que se encarga de la construcción de este Plan, fue en 1983 cuando se creó el primer programa de desarrollo urbano de Morelia, enfocado al Centro Histórico. Con programas parciales ya más detallados y que permitieran emprender acciones focalizadas, se gestó otro plan en 2001, el cual se orientó a proponer alternativas de solución a los problemas viales y del comercio ambulante en la zona central de la ciudad.
Sin embargo, ante las modificaciones del propio entorno, es necesaria ya su revisión y actualización, misma que inició el año pasado y se pretende concluir a la brevedad.
Rodríguez García detalló que se contrató a una empresa consultora moreliana, Constructora San Carlos, encargada de levantar un estudio sobre la situación arquitectónica, social y económica del Centro Histórico, trabajo acompañado de varios talleres para definir un proyecto de solución a los problemas actuales de esta zona, que en un plazo de cerca de tres semanas, será llevado a consulta pública para enriquecerlo.
Después del foro en que se agregarán los enfoques de la ciudadanía, las propuestas serán integradas al plan en su conjunto que deberá ser aprobado por el Cabildo de Morelia para que entre en vigor una vez que sea publicado en el Periódico Oficial del Estado.
“El objetivo es recabar puntos de vista, recomendaciones y ver como se da solución a la problemática del Centro Histórico en cuestiones como vivienda, inversión, comercio, vialidades; el resultado de este plan será el normar el crecimiento del uso de suelo, cuáles son los usos compatibles, todo ello con el fin de preservar nuestro patrimonio”, dijo el titular del IMDUM.
Carlos Mendoza Rosas y Francisco García Mier, especialistas en desarrollo urbano, conservación y representantes de Constructora San Carlos, dieron los pormenores del análisis y “radiografía” que se levantaron en el Centro Histórico para la elaboración del programa parcial con una visión al 2030.
De acuerdo a las estadísticas del INEGI y los datos levantados en campo, a pesar de que el municipio tiene tasas crecientes de población, no ha sido así en el corazón de la capital michoacana, donde se observa una despoblación de sus casonas, que son convertidas en tiendas de calzado, comida, bisutería, corsetería, joyería, hoteles, oficinas administrativas, restaurantes, escuelas y diferentes tipos de servicios.
Es así como de 64 mil habitantes que tenía el primer cuadro en 1980, al 2010 se contabilizaron únicamente 28 mil personas como residentes en esta área, es decir, la población se redujo en un 56.25 por ciento en los últimos 30 años.
En otros datos, se explicó que si bien se tuvo un repunte en el año 2000 en cuanto a viviendas ocupadas, de acuerdo al estudio realizado, para el 2010 se encontraron 4 mil 264 inmuebles deshabitados, de los 11 mil 900 que aún tienen el uso de suelo habitacional.
Además, resaltaron que la mayoría de los inmuebles del Centro Histórico, son ocupados por mujeres mayores de 50 años de edad y es muy poca la población juvenil que reside en esta área.
El cambio de uso suelo también permite dar una referencia de la actividad que se desarrolla en el primer cuadro, por ejemplo, en la última década, alrededor de 800 predios que tenían uso habitacional, cambiaron al uso comercial y de servicios, 400 más se constituyeron como centros o instituciones educativas.
“Tenemos un fenómeno particular en el centro, las casas-habitación se transforman en oficinas y comercios porque no son redituables económicamente hablando, es decir, su mantenimiento es muy costoso”, dijo José Luis Rodríguez.
Y es que además de la despoblación, otro de los aspectos que preocupa a los especialistas es precisamente la conservación del patrimonio arquitectónico, ya que en base a los censos de la Coordinación Ejecutiva del Centro Histórico, de los 11 mil 300 predios que se contabilizan en el primer cuadro de la ciudad, 74 se encuentran en peligro de colapsarse debido a la falta de mantenimiento por parte de sus propietarios, situación que se agrava con la lluvia, ya que la humedad hace que éstos sean más propensos a sufrir algún daño.
El Centro Histórico, abarca 485 hectáreas, tanto en la Zona de Monumentos como en la Zona de Transición, área en que se contabilizan dentro de los 11 mil 300 predios, mil 113 inmuebles catalogados como Patrimonio Cultural de la Humanidad y mil 472 edificios con alto valor arquitectónico por tratarse de propiedades populares y tradicionales de los siglos XIX y XX; éstas últimas al no estar protegidas por instancias federales, corren el riesgo de desaparecer, como es el caso del extinto Hospital Guadalupano que se encontraba dispuesto en la calzada Fray Antonio de San Miguel.
Para frenar la despoblación y deterioro de esta área es que en breve estará lista la actualización del Programa Parcial de Desarrollo Urbano y Plan de Manejo del Centro Histórico; algunas de las propuestas son el crear estímulos fiscales para incentivar el desarrollo de proyectos habitacionales, como la exención del pago del impuesto predial, descuentos en licencias para remodelación, además de apoyos federales para restauración.
La zona central es el origen de la ciudad, es testimonio vivo de sus 470 años de historia; su traza urbana, sus espacios abiertos y su edificación conjuntamente con el tejido social, conforman estructuras ambientales y un patrimonio cultural de riqueza invaluable que debe preservarse: El Centro Histórico.

La calle Belisario Domínguez en el Centro Histórico de Morelia.

Ver:
LA EXTRA: